LO QUE TIENES QUE SABER DE LA DIETA KETO

¡Hola Wisdomers!

Estamos en una época en donde casi cada mes hay una dieta nueva de moda. Tenemos que estar muy atentos para no dejarnos llevar tan fácil y  afectar nuestra salud. Recordemos que todos somos únicos y especiales y “lo que es medicina para unos, puede ser veneno para otros”.  Acaso… ¿Es posible que un par de zapatos nos queden a todos por igual?.

Cada dieta solo es una pieza de el rompecabezas de la nutrición.

Considero que mi papel como  nutrióloga es guiarlos. Una Dieta correcta debe ser… “completa, adecuada, equilibrada, sin riesgo a la salud, suficiente y variada”. Por lo tanto cada que queramos sumergirnos en algún plan de alimentación, debemos preguntarnos: ¿De qué se trata?, ¿Para qué sirve?, ¿Es adecuada para mí?, ¿Puede ser sostenida como un estilo de vida?, ¿Es saludable?, ¿Tiene efectos secundarios? ¿Cómo hacerla correctamente? ¿Cumple con las características de la dieta correcta?,  Y sobre todo  ¿funciona?. 

Si te haces una, dos o tooodas las preguntas anteriores, entonces esta información te puede interesar.   

Hoy les platicaré algunas de las cosas que tienen que saber sobre la dieta KETO

¿QUÉ ES?

El nombre “KETO” está de moda, pero la dieta ya es ¡bastante viejita!;  Imaginémonos que en los 80,s estaban de moda los “mallones” y “las Discos”, y  30 años después se ponen de moda los “leggins” y los “antros”¿Encuentras la diferencia?.  La dieta KETO ha tenido otros nombres (Dieta de Atkins, Protein Power, The South Beach etc.).  De hecho KETO es el diminutivo de “Dieta Cetogénica”. Es una dieta baja en carbohidratos y por lo tanto alta en proteínas y principalmente grasas.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La dieta KETO cambia la forma en que tu cuerpo convierte los alimentos en energía. Normalmente, las células prefieren “glucosa” (azúcar) como fuente de energía. Cuando comemos carbohidratos (piense en fruta, tortillas, pan, pasta, etc.) el  cuerpo los convierte en “glucosa”, que es nuestro combustible para obtener energía. Cuando estamos en hambruna, cuando se restringen carbohidratos o cuando hacemos ejercicio excesivo, se acaba ese combustible (glucosa), y  el cuerpo  es tan sabio que busca  la manera de obtener esa energía en otro lado. Entonces el cerebro mande la señal a nuestro  hígadode convertir la grasa almacenada en moléculas llamadas "CETONAS”, como fuente alternativa de energía (este proceso se llama “cetosis”). Entonces, una vez que se alcanza la “cetosis”, la mayoría de las células, usarán esas “cetonas” para generar energía hasta que comencemos a comer carbohidratos nuevamente. 

¿PARA QUE SIRVE?

La dieta KETO, se creó desde 1920 originalmente para ayudar a controlar las convulsiones de los niños con epilepsia que no respondía al medicamento.

Actualmente las personas la usan principalmente para la pérdida de peso. Aunque hay investigaciones que muestran evidencia de una pérdida de peso más rápida cuando las personas siguen una dieta cetogénica o muy baja en carbohidratos en comparación con las personas  que hacen una dieta más tradicional (baja en grasas), parece que esa pérdida de peso desaparece con el tiempo.

También se ha demostrado que una dieta cetogénica mejora el control del azúcar en sangre para pacientes con diabetes tipo 2, al menos a corto plazo (no hay evidencia a largo plazo)

¿Porque bajamos de peso con la dieta keto?

Para que el cuerpo alcance un estado de cetosis, el consumo de calorías debe ser limitada y tener 75- 80% de grasa. Las calorías restantes deben provenir de verduras y proteínas bajas en carbohidratos. Una vez que comienza la cetosis (generalmente unos pocos días después de implementar la dieta) los niveles de insulina disminuyen, lo que hace que el páncreas empiece a producir glucagón. El glucagón determina la velocidad a la que se producen las cetonas y pone al cuerpo en “modo de quema de grasa”, por lo que la dieta ha ganado reconocimiento como un medio para perder peso.

Otra cosa, es que si eliminamos los carbohidratos refinados de la dieta y los sustituimos con algo de proteína y/o grasas, tendemos a experimentar menos los “sube y bajas de azúca”r en la sangre y  con eso disminuyen los antojos de dulce.

Además, "el aumento de los niveles de cetonas en sangre puede suprimir el apetito", ya que liberan la hormona Colecistoquinina (cck), que indican cuando estamos satisfechos después de las comidas y disminuye los niveles de la hormona grelina, que aumenta el apetito.  Y así ayudan a la pérdida de peso.

Parece contrario a la intuición: ¿Comer grasa para perder grasa? Pero eso es exactamente lo que sucede en keto. Antes de iniciar un plan y realizar cambios en la dieta, consulte con su médico.

¿ES ADECUADA PARA MI?

Recordemos que todos somos diferentes, por lo tanto tenemos necesidades diferentes. Algunas personas se sienten bien cuando comen muy pocos carbohidratos durante largos períodos de tiempo. Pero si empiezan a lidiar con síntomas como insomnio, fatiga y cambios de humor, su cuerpo podría estar pidiendo más carbohidratos. Todo depende de sus características: si somos hombres o mujeres, si hacemos ejercicio, si padecemos  ansiedad o estrés, etc. 

Por ejemplo muchas personas que siguen una DIETA KETO, dicen que afecta su rendimiento durante el ejercicio intenso: se quedan sin combustible de repente y no tienen la energía para seguir adelante. 

Otras, intentan hacer la dieta, pero únicamente la logran mantener por 1 o 2 semanas, y luego terminan empacándose un bote de helado de chocolate completo. Esto provoca rebote y por supuesto un mayor  riesgo de afectar la salud. Por eso los invito a conocer su cuerpo y experimentar con el consumo de carbohidratos. Y sobre todo ir de la mano con un especialista.

Por otro lado si analizamos las características de la dieta correcta,  debido a la falta del grupo de los carbohidratos no es una dieta  completa, ni equilibrada, por esto, habría que revisar si es adecuada para cada uno de nosotros.

¿ES SALUDABLE?

La dieta cetogénica puede ser funcional y saludable, cuando se hace correctamente.

Se ha demostrado que la DIETA KETO ayuda a perder peso y reduce la inflamación. Sin embargo, cualquier dieta puede ser buena o mala dependiendo de lo que ponga en su plato. Una dieta Keto mal hecha, sigue la misma estructura alta en grasas y baja en carbohidratos, pero permite alimentos procesados, envasados ​​y comida rápida y además con muy pocas frutas y verduras. Efectivamente se logra que se entre en cetosis y quemar grasa, pero esto trae consecuencias a la salud. Es importante eliminar o disminuir el consumo de los alimentos keto que no son saludables y que quitan energía, como los quesos grasosos, embutidos, exceso de carne roja, o refrescos sin azúcar.

Por otro lado, las personas con algún padecimiento de riñón, deben ser cuidadosos, porque esta dieta podría empeorar su condición. Además, algunos pacientes pueden sentirse un poco cansados ​​al principio, mientras que otros pueden tener mal aliento, náuseas, vómitos, estreñimiento y problemas para dormir.

Hay  personas que permanecen en cetosis a largo plazo pierden gradualmente su capacidad de procesar carbohidratos y pueden desarrollar resistencia a la insulina.  Yo les recomendaría no hacerla por más de 3 meses.

EFECTOS SECUNDARIOS 

En general, una DIETA KETO es segura para muchas personas, pero hay algunos efectos secundarios a tener en cuenta. Le recomendamos que consulte a su médico si tiene algún problema.

Los posibles efectos secundarios incluyen: deshidratación, calambres, síntomas parecidos a la gripe(GRIPE KETO) , estreñimiento, vómitos, diarrea, colesterol alto, cálculos renales, cambios de comportamiento, tasas de crecimiento más lentas en los niños, pancreatitis, exceso de grasa en la sangre y deficiencias de vitaminas y minerales. Como resultado, un equipo de profesionales de la salud debe monitorear de cerca a las personas que siguen esta dieta.

¿CÓMO HACERLA CORRECTAMENTE?

Se recomienda que el primer día y la noche sean un período de ayuno, y que la dieta se introduzca gradualmente durante un par de días para que el cuerpo tenga tiempo de adaptarse. Cada comida se mide cuidadosamente, incluidos los líquidos, y un suplemento diario de vitaminas y minerales puede ser necesario.

Es bastante simple: comer principalmente grasas saludables (75-80 por ciento de las calorías diarias), algunas proteínas de buena calidad (20 por ciento) y una cantidad muy pequeña de carbohidratos no refinados (5 por ciento). Pero lo ideal es ir con un especialista para ajustar las cantidades correctas para usted.

¿Qué alimentos incluir?:

  • Verduras  bajos en carbohidratos
  • Frutas bajas en carbohidratos
  • Carne
  • Pollo
  • Pescado
  • Huevos
  • Lácteos
  • Nueces y semillas
  • Aceite saludables (de aguacate, de ajonjolí, de coco,  de oliva)
  • Queso bajo en grasa  (piense panela, cottage, requesón, feta y oaxaca),
  • Incluir aceite MCT (triglicéridos de cadena media).
  • Mantequillas de nueces ( asegurarse de que no tengan azúcar agregada).

¿Qué alimentos evitar?:

  • Verduras con alto contenido de carbohidratos
  • Frutas altas en carbohidratos
  • Granos
  • Frijoles y leguminosas en general
  • Azúcar
  • Grasas trans
  • Alimentos procesados

CONCLUSIONES

 

Pros:

Puede prevenir o disminuir la frecuencia de las convulsiones

Puede aliviar la epilepsia

Restringe la ingesta de azúcar

Pérdida de peso rápida en algunos casos.

Contras:

No es seguro para las personas que no hacen ejercicio porque las cetonas deben liberarse como energía

Puede causar fatiga extrema durante las primeras dos semanas.

Es probable que se produzca mal aliento y sabor metálico

Difícil de mantener por largos períodos de tiempo

Deficiencias de nutrientes comunes

¿FUNCIONA?

Una dieta cetogénica podría ser una alternativa interesante para tratar ciertas afecciones y puede acelerar la pérdida de peso, por lo que podría ser útil en algunos casos de obesidad y obesidad mórbida. Pero es difícil de seguir y mantenerla como estilo de vida parece tener más contras que pros. Recordemos que el objetivo es tener un estilo de vida saludable permanente  y no solo hacer una dieta temporal (que sólo durará unas semanas o meses)

Utilizar alimentos KETO como muchas carnes rojas y otros alimentos grasosos, procesados ​​y salados que son poco saludables, nos pueden aumentar el riesgo de elevar los niveles de grasas en la sangre y de otras enfermedades.

No se sabe mucho acerca de sus efectos a largo plazo, probablemente porque es una dieta que no se puede mantener por un largo periodo de tiempo. Sin embargo si  hay algo de la dieta KETO que te hace sentir muy bien de  forma permanente y que no  te hace ningún daño (comprobado),  agrégalo cómo hábito con la supervisión de un profesional de la salud.

Mi consejo final sin decir que es buena o mala es “UNA DIETA EQUILIBRADA Y SIN PROCESAR, RICA EN FRUTAS Y VERDURAS MUY COLORIDAS, CARNES MAGRAS, PESCADO, GRANOS ENTEROS, NUECES, SEMILLAS, ACEITES BUENOS Y MUCHA AGUA PARECE TENER LA MEJOR EVIDENCIA DE UNA VIDA LARGA, MÁS SANA Y LLENA DE ENERGÍA”.

¡Saludos linda y saludable  semana!
Ale P.

PD. Síganme en mi canal de Instagram.

Deja un comentario

Regreso